Fm Centro 99.7

Santa Rosa Corrientes

La humanidad y la manera de ser del chamamé

La música convoca, transmite la vida. Así, con imperfecciones y errores humanos se afrontó una accidentada edición de la Fiesta Nacional. Ahora queremos alcanzar el orbe para exhibir por todos los medios, nuestros modos: Ñanderekó.ebían ser 10 y fueron siete y medio noches. Tal vez Ñandé Yara quiso mostrarnos, a quienes celebrábamos en el Cocomarola, una ínfima parte de los pesares que sufren nuestros hermanos invadidos por el agua. Inundación que debe ser una queja de Tupá por los desastres ambientales que provocamos los hombres que nos alejamos del “Ñanderekó” esa “Nuestra manera de ser” que –para reforzarla- se convirtió en la frase convocante para celebrar la llegada a la adultez de la Fiesta Nacional que en 2020 cumplirá 30 años de sembrar sueños.

Con un cielo amenazante se largó la primera jornada y siempre mirando al cielo  cada artista que, ese viernes, pasó por el tablado de Osvaldo Sosa Cordero hizo su pedido dedicando sus canciones, como los ancestrales chamanes, al ser querido “en el cielo” para que interceda por nosotros y permita avanzar con la fiesta.

Las rogativas tuvieron respuesta, la lluvia recién se largó cuando Eduardo Romero, uno de esos artistas que aguanta el final de la noche, terminó con su actuación, a esa altura ya no importaba, los chamameceros regresaban a sus casas cantando bajo la lluvia.

La segunda, los organizadores decidieron suspender la jornada porque llovió durante todo el día y los negros nubarrones presagiaban una noche tormentosa que pone en riesgo al público y a los equipos electrónicos que posibilitan que cada sapukái llegue, a la velocidad de la luz, a los confines del mundo a través de los dispositivos digitales y medios audiovisuales tradicionales.

La tercera noche comenzó bien pero también la lluvia interrumpió los festejos, pese a que la gente no quería dejar el anfiteatro y tras la brillante actuación de Los Pomberitos, coro infantil. Una hora después del comienzo la lluvia se hizo potente y forzó la interrupción cuando terminó su actuación Eustaquio Miño y debía subir el maestro Tilo Escobar, quien tocó varias piezas “al aire libre” para deleite de la concurrencia que aguantaba bajo la lluvia.

El lunes se comenzó temprano y de toda la jornada y la reprogramación forzó a adelantar el inicio de la jornada más temprano para el resto de las noches, también con esa vigilancia al cielo en el que se lucieron el Chango Spasiuk y La Pilarcita. El plato fuerte fue Soledad Pastorutti

El martes, el viento y la lluvia volvieron a jugar “una mala pasada” como reza la canción dedicada a la Delegación Niza Flores del Alma y la jornada no se pudo concretar.

El miércoles todo inició más temprano y la jornada siempre con el cuidado por la pertinaz llovizna permitió el lucimiento de los conjuntos con los plato fuertes que nacieron en la Sucursal del cielo con Juancito Güenaga y Antonio Tarragó Ros, dos estilos diferentes pero con ADN de chamamé interpretado al ritmo del galope tropero, de los campos del Sudeste correntino.

El jueves todo comenzó temprano otra vez y la noche se desarrolló con relativa normalidad y la actuación potente fue la Simón de Jesús Palacios, quien emocionó al público con sus tradicionales interpretaciones que ovacionó cuando rindió homenaje a su “Chinita linda” y a ese “lugar bravío que en otros tiempos sintió bramar al yaguareté”.

Pero de nuevo y como si fuera un mensaje al promediar la actuación de Amandayé (Lo que dice la lluvia) otra vez el temporal decidió que era suficiente festejo, entre gruesos goterones y el aguante del público que se refugiaba bajo paraguas, pilotos y telas de plástico, la organización decidió parar las actuaciones.

Después continuó el mal tiempo pero ya era una llovizna otoñal en pleno verano, así desfilaron el viernes Los de Imaguaré entre otras actuaciones y el sábado también se completó la jornada con las Hermanas Vera que iniciaban sobre el Osvaldo Sosa Cordero la celebración de sus Bodas de Oro como dúo vocal femenino.

Actualizado: 22 enero, 2019 — 8:49 am
Fm Centro 99.7 © 2018 Diseño y streaming por RadioAR