La increíble historia de Angelina, una inmigrante italiana que tiene 102 años.

La increíble historia de Angelina, una inmigrante italiana que tiene 102 años.

Angelina, la mujer de 102 años que sobrevivió a todo.

La pandemia de coronavirus que sacude al mundo trae historias tristes, pero también de superación. Este caso emotivo tiene como protagonista a Angelina, una inmigrante italiana que tiene 102 años y que las pasó todas. Sufrió la gripe española, tuvo cáncer, debió luchar contra una sepsis y ahora, una vez más, demostró su fortaleza: le ganó al coronavirus. Para la hija de esta mujer que ahora vive al norte de Nueva York​, Estados Unidos, tiene un «ADN sobrenatural».

Angelina Sciales nació en 1918. A lo largo de su vida, enfrentó muchas situaciones límites, abortos espontáneos, hemorragias internas e incluso un cáncer, pero siempre pudo salir adelante. Pero el 21 de marzo, durante una cirugía menor en un hospital de Nueva York, le detectaron Covid-19. La mujer vive en un geriátrico y quizás en ese lugar pudo haber contraído el virus.

 

Angelina, la mujer de 102 años que sobrevivió a todo.Angelina, la mujer de 102 años que sobrevivió a todo.

 

Cuando llegó a Nueva York procedente de Italia, se desató un terrible brote de gripe española, del cual pudo sobrevivir con pocos meses de vida. “Su madre murió dando a luz en el barco”, graficó la hija de Sciales, Joann Merola. “Ella fue atendida por sus dos hermanas que también estaban a bordo”.

Años después Angelina se casó y toda la familia vivió al menos hasta los 95 años. Y así transitó su vida hasta tener que enfrentar una nueva pandemia. Por suerte para ella y para su familia, pasó un tiempo internada y luego, ya sin fiebre, volvió al hogar donde vive con otras personas mayores.

La hija de Angelina cuenta que su madre tenía fiebre de vez en cuando después de ser positiva de Covid-19, pero que no sufrió problemas respiratorios. En controles posteriores, siguió dando positivo hasta que el martes 21 de abril recibió el alta en forma definitiva, un mes después de haber contraído el virus.

«Me dicen que está muy bien. Está levantada y hace casi todo lo posible. Está buscando lana para tejer», dijo Merola, sorprendida por la fortaleza de su madre a la que, por cuestiones de salud, todavía no pudo ver.

COMPARTIR
Updated: 23 de mayo de 2020 — 12:29 pm