Los puntos centrales del Presupuesto 2022 presentado por Guzmán y por qué no hay pagos al FMI

Si hubiese que pagar esa plata habría que eliminar programas centrales como la Asignación por Hijo y todas las políticas alimentarias, entre otros subsidios claves, explican desde el Ministerio de Economía.

El proyecto de Presupuesto 2022 enviado al Congreso asume que habrá acuerdo con el FMI para evitar el pago de USD 19.000 millones el año próximo, y advierte que de lo contrario la Argentina debería resignar inversiones claves, como la compra de vacunas contra el Covid.

Si hubiese que pagar esa plata habría que eliminar programas centrales como la Asignación por Hijo y todas las políticas alimentarias, entre otros subsidios claves, explican desde el Ministerio de Economía al defender la iniciativa.

Sostienen que, en caso de tener que afrontar los vencimientos con el FMI, surgirían dos escenarios, y en ambos casos los rechazan de plano.

En uno se deberían eliminar todo el gasto de capital y llevarlo de 2,4% del PBI a 0%, y además eliminar totalmente los subsidios a la energía y al transporte.

En el segundo, se debería eliminar la AUH y los programas Potenciar trabajo y Progresar; las políticas alimentarias incluyendo Tarjeta alimentar; no comprar vacunas contra el Covid, sacar transferencias a las provincias y eliminar todas las que se hacen a las universidades.

«Por eso, y con estos dos escenarios insostenibles de descalabro macroeconómico y de angustia social, el Presupuesto 2022 asume que no hay pagos de capital al FMI durante ese año y se sigue trabajando en un nuevo programa que sea bueno para Argentina», indicaron desde el Palacio de Hacienda.

Señalan que el presupuesto del país será utilizado para apuntalar la recuperación económica.

«Los compromisos asumidos por el Gobierno de Juntos por el Cambio con el FMI, con una deuda récord aprobada por USD 57.000 millones y finalmente desembolsada por USD 44.200 millones, y con pagos para 2022 por encima de USD 19.000 millones (como está establecido en el programa Stand By) imposibilita la recuperación económica y protección de los sectores más vulnerables», alerta Economía.

Sostienen que devolver un monto récord en 4 años es «dañar a la Argentina, postergar la recuperación e hipotecar el futuro del pueblo».

Explican que por esa razón el Gobierno está trabajando en «redefinir los compromisos de una manera sostenible, que cuide a la Argentina, y que no impida el fortalecimiento de las condiciones necesarias para la continuidad de la recuperación».

«En cada paso que se dé se protegerá los recursos de las argentinas y los argentinos», prometen.

El proyecto considera que no hay estabilización macroeconómica posible sin una recuperación de la actividad.

Y sostienen que el Estado continuará jugando un rol central en pos de sostener y apuntalar la recuperación y que llegue a todos los sectores.

Economía asegura que se trata de un presupuesto expansivo para apuntalar la recuperación.

10 objetivos claves.

Los principales objetivos del Presupuesto, según Economía, son:

– Apuntalar la recuperación económica

– Fortalecer la recuperación del poder adquisitivo de las y los trabajadores.

– Promover la equidad de oportunidades con eje en la reducción de brechas de género.

– Mejorar la infraestructura y la logística con el objetivo de favorecer la inclusión social, digital y la competitividad de sectores económicos clave, incluyendo los que generan divisas.

– Mejorar la situación habitacional de la Argentina.

– Promover el desarrollo científico y tecnológico y fortalecer el sistema educativo, generador de oportunidades.

– Fortalecer el sistema de salud.

– Profundizar la política crediticia para el desarrollo productivo.

– Favorecer la transición productiva con criterio de sustentabilidad ambiental.

– Profundizar el proceso de estabilización macroeconómica

Señala que el proyecto busca «consolidar el sendero de recuperación que transita la economía argentina, paliando los efectos de la pandemia y los años de caída económica que la precedieron».

Y destaca que se trabaja para «transformar la doble crisis -la provocada por el Gobierno de Juntos por el Cambio, profundizada por su endeudamiento insostenible, y la crisis sanitaria- en una doble recuperación, con eje en la generación de trabajo y la producción».

La iniciativa destina los recursos hacia políticas de estímulo al dinamismo productivo, la inversión, el financiamiento y la generación de empleo.

La obra pública y la inversión social siguen siendo el motor de la reactivación que se viene transitando.

Y asegura que la recuperación del poder adquisitivo es una prioridad del plan de Gobierno.

Asimismo, garantiza las partidas de Infraestructura, Salud y Educación necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades.

Fuente: NA

COMPARTIR
Updated: 16 de septiembre de 2021 — 10:00 pm