Nació un bebé con dos cabezas en Santa Fe y la justicia apunta contra los médicos

Semanas atrás, la provincia de Santa Fe se encontró con el insólito nacimiento de un bebé con dos cabezas. Tanto la familia como la justicia apuntan contra los médicos por mala praxis.

 

          Nació un bebé con dos cabezas en Santa Fe y la justicia apunta contra los médicos

Los médicos no detectaron la malformación, por lo tanto nunca le avisaron a la familia lo que estaba a punto de ocurrir y que impactaría a toda la ciudad de Reconquista, Santa Fe. Y es que el nacimiento de un bebé con dos cabezas género sorpresa e indignación.

Llegó al mundo sin vida y como la malformación, esto nunca fue detectado ni advertido a los padres. Ayelén Liliana Aquino no tuvo respuesta alguna por lo sucedido del hospital de la ciudad de Avellaneda y el hecho nunca quedó asentado en el registro hospitalario.

La Justicia y el Ministerio de Salud se encuentra investigando el nacimiento sin vida del bebé con dos cabezas y apuntan a los médicos del hospital por las irregularidades en el caso.

El director del hospital, Jorge Fiant, declaró que se trató de un caso de “gemelos siameses toracopagos” y que no fue advertido hasta el nacimiento: “Tenemos tranquilidad porque acá llegó una mujer únicamente a tener su bebé y con un embarazo que había tenido sus controles en otro efector”.

El abogado de la familia, Oscar Vázquez, dejó en claro que ninguno de los estudios realizados en el lugar anticiparon alguna anormalidad. Y relató que el nacimiento fue de urgencia por una falla cardíaca en la beba.

 

bebé-con-dos-cabezas
                                    Oscar Vázquez, abogado de la familia

“Nos presentamos en la fiscalía e hicimos una denuncia por presumible mala praxis médica, sustitución de un niño por otro, supresión de identidad y promovemos la constitución de querellantes”, continuó el abogado del caso del bebé con dos cabezas.

Yo le tengo que dar la razón al médico que hizo las ecografías de que no había ningún problema, pero también le tengo que dar la razón a la abuela que fotografió el cadáver de su nieto y se observa la malformación de haber nacido con dos cuellos y dos cabezas”, afirmó.

Luego Vázquez remarcó que en la ecografía no se anunció ninguna malformación: “Tengo un certificado, firmado por la obstetra, que dice: nacido vivo, pesa 4,550 kg. Pero a la abuela, le dicen: nació muerto”.

COMPARTIR
Updated: 5 de febrero de 2020 — 12:36 am