Profesor correntino condenado por abuso fue arrestado por la Interpol en Paraguay

La Policía atrapó en Luque a un docente correntino condenado por la violación sistemática de una niña, pero que tras eludir la prisión en su país se instaló en el nuestro para trabajar como fisioterapeuta

 

Se trata de Eduardo Nicolás Longo, de 67 años, quien fue arrestado por policías del departamento de Interpol en el referido municipio vecino de la capital.

Se trata de Eduardo Nicolás Longo, de 67 años, quien fue arrestado por policías del departamento de Interpol en el referido municipio vecino de la capital.

El portal argentino Infobae había publicado el 21 de diciembre pasado la historia completa que envuelve a Longo, quien era profesor de educación física en una escuela de la ciudad argentina de Curuzú Cuatiá, provincia de Corrientes, a 666 kilómetros de Asunción.

NOTA RELACIONADA Aberrante caso en Corrientes: violó a su hija, lo condenaron, está prófugo y la escuela donde trabajó le hizo un homenaje 

La causa por la cual fue condenado Longo se inició en 2009, cuando la víctima, en ese entonces ya de 15 años de edad, se escapó de la casa familiar, situada en la misma provincia de Corrientes, y viajó haciendo dedo hasta el pueblo de La Paz, en Entre Ríos, para pedirle ayuda a su madrina.

La menor de edad contó, tras lograr solicitar la ayuda, que Eduardo Nicolás Longo la violaba sistemáticamente, que le sacaba fotos desnuda y que todo lo hacía desde que ella tenía 8 años, dice una parte del material de Infobae.

Supuestamente, la propia madre de la víctima consentía las violaciones y hasta a veces era ella misma quien le sacaba las fotos al depravado y a su niña teniendo relaciones sexuales.

 

 

El espantoso relato que hizo la chica, que ahora ya es mayor de edad, revela también que Longo llevaba incluso un registro detallado del ciclo menstrual de ella, para saber en qué momentos podría someterla sin riesgos a que quedara embarazada. Pero pese a su propio control, el ahora detenido supuestamente suministraba también pastillas anticonceptivas a su víctima.

Longo fue sentenciado a ocho años de prisión. La pena quedó firme en 2018, aunque para cuando eso él ya estaba oculto en Paraguay.

El año pasado, Longo fue homenajeado en Argentina por la escuela en la que trabajaba, por sus años de servicio.

 

COMPARTIR
Updated: 25 de febrero de 2020 — 9:55 am