Fm Centro 99.7

Santa Rosa Corrientes

Rodolfo Rodríguez: “El deporte es la mejor opción para proyectarse a futuro”

Siguiendo con las entrevistas a los grandes protagonistas de la Historia del Deporte Santarroseño, este viernes, el profesor Martín Raimundi presenta a otro de los responsables de que el Básquetbol haya echado las primeras raíces en Santa Rosa. Un gran entusiasta del deporte en general, pero que aportó toda su experiencia como jugador de básquet, para enseñárselas a los jóvenes santarroseños de aquella época, que dieron los primeros pasos en un deporte que hoy en día se encuentra en pleno auge en nuestra localidad: Rodolfo Rodríguez, el entrenador de “LOS TIGRES”.

SEXTA ENTREVISTA

Nombre y Apellido: Rodolfo Máximo Rodríguez

Fecha de Nacimiento: 20 de Noviembre de 1954 (53 años de edad)

Ocupación: Comerciante

Cargo que ocupo en LOS TIGRES: Director Técnico

Son cerca de las 11, el clima primaveral de nuestro querido pueblo ya se encuentra instalado en nuestros días, me comunico vía telefónica con mi próximo entrevistado, para coordinar mi visita y me dirijo hacia su comercio donde me esperaba para contarme su historia. Llego al punto de encuentro, donde amablemente el protagonista de esta semana, me invita a pasar a su oficina, me da un fuerte apretón de manos y un Buen día Chamigo! Para que casi espontáneamente iniciemos nuestra charla.

Martin Raimundi (MR) Buen día Don Rodolfo, muchísimas gracias por tomarse la molestia de recibirme y brindarme su tiempo. En una de mis entrevistas anteriores, tuve la posibilidad de charlar con Eduardo Gallardo, sobre cómo se inició el basquetbol en Santa Rosa y me gustaría saber que puede contarme usted de aquella época.

Rodolfo Rodríguez (RR) Mira, yo soy saladeño y llegué a Santa Rosa en el año 77 (33 años atrás) y en aquel tiempo era dura la vida, pero era otra época. En el año ‘80 nos casamos con mi esposa y vivíamos en una pensión, yo trabajaba en el banco y mi señora era maestra. Al año de casados, llegó el primer hijo y así arrancamos. Al tiempo tuve la necesidad de trabajar en el ámbito privado, me compré un camioncito, íbamos hasta Concepción y a la vuelta traíamos paja para hacer techo… en fin, así me fui quedando en Santa Rosa, y bueno, yo desde muy jovencito jugué al futbol y al básquet en el Club Atlético Saladas, y acá, junto con Eduardo (Por Eduardo Gallardo) iniciamos el Básquet, armamos la cancha y formamos “LOS TIGRES”. Él era el preparador físico, y qué preparador físico! No sabes cómo los hacía entrenar a los muchachos, no solo física, sino mentalmente, y yo me encargaba de la parte técnica.

Yo tuve la posibilidad de competir mucho tiempo en Saladas y lo que hice fue instruirme con un director técnico de apellido Molina,  que venía desde Corrientes y el me enseñó no solo lo básico del Básquet, sino cómo se arma un equipo, cómo se congenian las partes dentro de la cancha y cómo conformar un equipo compacto y con orden. Nosotros logramos jugar un movimiento en ataque, con 5 variantes, que para lo nuevo que éramos y para las limitaciones que teníamos, era un lujo. De no tener idea como era el básquet, en el segundo año con esa camada de chicos de la época, Chiche Lafuente, Goio Falcón, Gustavito Lator, le hemos ganado a los equipos saladeños que ya tenían historia.

MR: Para trasladarse, ¿Cómo Hacían?

RR: Yo tenía un Citroën 3cv y Eduardito otro auto, había un papá que nos acompañaba también con su coche y así viajamos, íbamos a Concepción, a Saladas, ese era nuestro campo de acción. También formamos el equipo de mayores, nos reforzábamos con algunos bancarios de la época, que venían temporalmente, como Fernández Codasi, “Pajarito” Marotoli, Carlos Álvarez, “Carita”, yo,  muy buenos jugadores teníamos y le hacíamos batalla a quien se nos cruzaba y hasta llegamos a tener el equipo femenino, con Fidelia Suarez, Tetel , Mirta Lafuente, y cómo jugaban! Era otra época, teníamos tiempo y la única distracción que había para los guríses era el deporte, el futbol como en todos lados y el básquet, que como te digo, fuimos tratando de inculcar.

MR: En todas mis entrevistas, realizo la misma pregunta y generalmente encuentro muchas coincidencias en las respuestas, pero para usted, ¿Qué significó el Deporte en su vida?

RR: El deporte en mi vida significó mucho, desde muy chico, porque tuve una niñez muy buena, en mi infancia, al lado de mi casa,  teníamos una cancha de futbol que nos armó mi mamá, para que nosotros estuviésemos cerca, sin alejarnos mucho y ahí mismo se organizaban eventos barriales y venían equipos de todos lados, y se hacían jornadas inolvidables.

En mi época de estudiante, en Virasoro, junto con un compañero de apellido Goycoechea, promovimos el básquet también allí, había un complejo cerrado muy lindo en aquel tiempo, pero no se jugaba prácticamente, en fin, siempre mi vida estuvo ligada al deporte. El deporte es salud, es respeto, responsabilidad, disciplina, compañerismo, el deporte te da la posibilidad de relacionarte que personas de otros lugares, crear lazos que perduran a través del tiempo.

Luego, como te digo, estando acá, siempre estuve comprometido con el deporte, con Eduardo siempre hablamos el mismo idioma, vivimos una época muy linda, porque congeniábamos en todo, fuimos y somos muy amigos, nunca una discusión y siempre caminábamos para el mismo lado los dos, nos apoyábamos mutuamente, y si llegaba a existir alguna diferencia entre la muchachada, los juntábamos y hablando se arreglaban las cosas  y bueno, con el tiempo hay que ir dejando lugar a las nuevas generaciones. Por eso, quiero aprovechar para felicitarte por lo que están haciendo, porque van por el camino correcto, el deporte es la mejor opción que tiene la juventud para proyectarse en el futuro.

 

 

 

 

LE ARRUINAMOS LA FIESTA

Como no podía ser la excepción, aquí está la anécdota sobresaliente dentro de esta gran historia.

RR: En una oportunidad, organizaron un cuadrangular en Saladas, los locales, Empedrado, Corrientes y nos invitaron a nosotros, que íbamos para completar. En esa época esos cuadrangulares eran muy populares, se llenaba la cancha y en Saladas a la gente le gustó el básquet y llenaban la cancha, y como no podía ser de otra manera, el local tenía que lucirse. La cosa era a simple eliminación, se jugaban los cruces y los ganadores jugaban la final. Obviamente, a nosotros nos tocó Saladas, porque éramos “Los más Débiles”, los juntamos a los muchachos y le dimos una charla técnica, que era más motivadora que otra cosa y la cuestión es que entraron a comerse la cancha y le ganamos, fue toda una revolución, porque le arruinamos la fiesta. Obviamente después, nos cruzamos con Corrientes, y estaban en otro nivel, pero también le dimos pelea.

Me despido, agradecido nuevamente de que me haya dado la posibilidad de escuchar estas inolvidables anécdotas, que sin lugar a duda, dejaron una huella en el deporte de nuestro querido pueblo. Será hasta el próximo viernes con mas, HISTORIAS DEL DEPORTE SANTARROSEÑO

 

Martin Raimundi

3 archivos adjuntos

 

 

Actualizado: 30 octubre, 2018 — 8:42 am
Fm Centro 99.7 © 2018 Diseño y streaming por RadioAR