Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca: cuál es la combinación de vacunas que genera más anticuerpos y qué se sabe de Moderna

Son los resultados de un estudio que hizo el gobierno porteño. Los ensayos clínicos revelaron buenos datos de seguridad e inmunogenicidad. Cómo sigue la campaña en la Ciudad de Buenos Aires y cuál es el objetivo a corto plazo.

Ante la falta de segundas dosis de Sputnik V, en el país se iniciaron distintas investigaciones para la combinación con sueros de otros laboratorios, con el objetivo de no frenar la campaña de vacunación. En la Ciudad de Buenos Aires fueron dos los ensayos clínicos que se realizaron y ya se conocieron los resultados: en ambos casos dieron buenas respuestas de seguridad y de inmunogenicidad, pero algunos arrojaron una mayor generación de anticuerpos. Cuáles son y cómo sigue el cronograma.

En diálogo con TN Daniel Ferrante, subsecretario de Planificación Sanitaria y Gestión en Red, contó que entre los dos ensayos clínicos que se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires participaron en total 625 personas.

El primero se inició en julio y alcanzó a 277 voluntarios. En ese momento se combinó la primera dosis de la vacuna Sputnik V, con AstraZeneca y Sinopharm debido a que aún no habían llegado a la Argentina las Moderna. Una vez inoculados esos sueros, realizaron análisis de sangre a los 14 y a los 28 días.

En los dos casos revelaron que ambas son igual de seguras que darse la segunda de Sputnik. Las reacciones adversas locales del sitio de punción resultaron comparables, aunque la AstraZeneca mostró un poco más de dolor, pero se trató de situaciones “leves y del primer día” en “ningún caso graves”, según dijo Ferrante, que consideró que por ese motivo “no es clínicamente relevable”.

Pero la diferencia se detectó en el nivel de la respuesta inmunológica. Mientras que “una segunda dosis de AstraZeneca resultó comparable a la Sputnik V, la Sinopharm tenía algo menos de respuesta”, por este motivo, el subsecretario de Planificación Sanitaria señaló que como “no se trata de algo concluyente” se sigue “chequeando la inmunidad celular”.

La llegada de Moderna, una nueva oportunidad

Cuando empezó a aparecer la posibilidad de que llegue a la Argentina la vacuna Moderna, la Ciudad decidió hacer otra investigación junto a la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el laboratorio del Hospital Muñiz. En este caso, el ensayo alcanzó a 348 personas, a las que también se les realizaron análisis a los 14 días y lo repetirán a los 28.

En este caso, los voluntarios se dividieron en cuatro grupos, todos habían recibido la primera dosis de Sputnik V y no se habían contagiado con coronavirus ni antes ni después de la aplicación.

A un grupo se lo inoculó con la vacuna de Moderna como segunda dosis, a otro la AstraZeneca, y lo interesante es que se incorporó a otro al que se le aplicó el primer componente de la Sputnik V.

Una vez más, los resultados a los 14 días arrojaron como “información preliminar” que en cuanto a la seguridad no hubo diferencias en los eventos graves”. “Es seguro darse Moderna y también la Sputnik 1″, dijo Ferrante. De AstraZeneca ya se habían obtenido los resultados en el primer ensayo y de Sinopharm se sigue investigando.

En cuanto a los niveles de anticuerpos, el funcionario porteño señaló que la combinación con ambas vacunas “al día 14 cumplen con los requerimientos mínimos del nivel de respuesta de la Sputnik 2″, pero que “Moderna mostró niveles algo más elevados”.

“La combinación es equivalente, es bueno darse cualquiera de las dos”, porque “lo que se busca con las segundas dosis es que aumente la cantidad de anticuerpos y tanto Moderna como AstraZeneca cumplieron bien con que se incrementaran en relación con el basal”.

En el caso de la utilización de la Sputnik 1 como segunda dosis indicó que “cumplió los criterios de mínima, pero un poco más bajo que la Sputnik 2″. No obstante, destacó que “todos cumplen con el criterio de mínima, de ahí para arriba todo es una ganancia”.

Cómo sigue la campaña

Si bien las investigaciones tienen un perfil de curiosidad científica, lo más importante para la Ciudad de Buenos Aires -y para todos los Estados que avanzan con ensayos similares- es la información que aportan para la toma de decisiones.

En este sentido, el Gobierno porteño definió destinar como segundas dosis de la Sputnik V a todas las vacunas Moderna que reciba por fuera de las que están reservadas para los adolescentes de entre 12 y 17 años con comorbilidades.

A diferencia de otros distritos que también usan la AstraZeneca, la necesidad de completar los esquemas de esas vacunas definió la estrategia porteña.

“A todos los que tenían el período de más de 60 días cumplido se les ofreció la Moderna y el 90% de los que invitamos aceptó dársela y todos los que lo aceptaron ya la recibieron”, aseguró Ferrante.

La estrategia es completar el esquema de dos dosis en la mayor cantidad de población posible ante el avance de la variante Delta. “Es una incógnita y nos tiene que agarrar bien parados con la cobertura de vacunas”, dijo el funcionario porteño que agregó que el objetivo es “avanzar muy rápido por fecha de vacunación y por riesgo”.

Fuente: TN

COMPARTIR
Updated: 20 de agosto de 2021 — 10:30 am